El Porqué el Determinismo Divino es Falso

Por Tim Stratton | Traducido por Allan Sánchez

|

January 7, 2018

Un debate significativo en la iglesia de hoy en día involucra la soberanía de Dios y la responsabilidad humana. A simple vista, estos dos conceptos pueden parecer mutuamente excluyentes, y por lo tanto, muchos feligreses sienten la necesidad de “elegir un lado”. Este debate generalmente divide a la Iglesia en dos fuerzas opuestas: Calvinismo vs. Arminianismo. Los calvinistas son rápidos para afirmar la providencia exhaustiva de Dios; sin embargo, en el proceso, sus afirmaciones pueden simultáneamente erradicar la libertad humana y la responsabilidad genuina. Los arminianos generalmente afirman con rapidez la responsabilidad humana por el pecado ya que esto da sentido al infierno y evita que Dios finalmente sea acusado de maldad. Sin embargo, muchos arminianos terminan por disminuir la soberanía de Dios en el proceso.

Una vez tuve problemas con estas ideas competitivas, pero decidí tratar de creerlas a ambas al mismo tiempo dejándolas “descansar en tensión“. Después de todo, la Biblia parecía afirmar tanto la soberanía de Dios (Ef 1:11) como la responsabilidad humana (1 Cor 10:13). Finalmente estuve persuadido de que el Calvinismo podría dar sentido a estos dos puntos de vista apelando a la “libertad” humana compatibilista (que no es para nada “libre”). Además de eso, adopté la posición calvinista porque mis influencias pastorales en ese momento eran calvinistas y los pasajes bíblicos como Romanos 9 parecían afirmar el determinismo divino. En ese momento, de todo corazón abracé el Calvinismo; ¡lo creí, lo compré, lo enseñé, lo prediqué, lo oré y lo viví! Me convertí en un ferviente “calvinista de cinco puntos” que defendió el acrónimo T.U.L.I.P.

Depravación Total
Elección Incondicional
Expiación Limitada
Gracia Irresistible
Perseverancia de los Santos

Sin embargo, después de examinar el TULIP del Calvinismo durante casi una década, al compararlo con toda la Escritura y luego pensar en ello de manera lógica, finalmente llegué a la conclusión de que el “Calvinismo de Cinco Puntos” – específicamente la “I” – y cualquier forma de determinismo teológico es simplemente falso. Esto se puede demostrar en un silogismo que he creado conocido como el Omni Argumento. Con la ayuda del Dr. Jacobus Erasmus de la North West University, hemos actualizado recientemente el silogismo y proporcionamos una versión del Omni Argumento que refuta el determinismo divino (incluido el Calvinismo de Cinco Puntos) en cuatro pasos:

  1. Si la “gracia irresistible” es verdadera, entonces para cualquier persona x, si Dios desea, tiene el poder de, y sabe cómo causar que x vaya al cielo y no sufra eternamente en el infierno, entonces x irá al cielo y no sufrirá eternamente en el infierno.
  1. Si Dios es omnibenevolente, omnipotente y omnisciente, entonces para cualquier persona x, Dios desea, tiene el poder de, y sabe cómo causar que x vaya al cielo y no sufra eternamente en el infierno.
  1. Hay al menos una persona que no irá al cielo y sufrirá eternamente en el infierno.
  1. Por lo tanto, uno no puede afirmar (i) que la gracia irresistible es verdadera y (ii) que Dios es omnibenevolente, omnipotente y omnisciente.

De esto se desprende que si Dios es un ser máximamente grandioso y posee todos los atributos omni eternamente, entonces el determinismo divino es falso y la humanidad posee libre albedrío libertariano para resistir la gracia salvadora de Dios. Es decir, si uno afirma que Dios posee Sus atributos omni máximamente, y que 1 Timoteo 2:4 es verdadero, y que algunas personas sufren el infierno eterno, entonces lógicamente se deduce que deben rechazar el determinismo divino y la “I” del “TULIP” debe abandonarse. Afirmar todas estas cosas simultáneamente es lógicamente incoherente (y por lo tanto, falso). Los humanos son mucho más que meros “títeres atados a una cuerda”.

Esto condujo a un dilema cuando llegué a ver que tanto el Calvinismo consistente como el Arminianismo clásico eran incorrectos. Después de más investigaciones, sin embargo, llegué a ver que este era un falso dilema ya que había otra opción disponible. En mi siguiente artículo, demuestro exactamente cómo el Molinismo y la doctrina del conocimiento medio de Dios salvó el día y cómo proporciona una explicación superior de la realidad.

Mantente razonable (Filipenses 4:5),

Tim Stratton.

Share:

About the Author

Por Tim Stratton | Traducido por Allan Sánchez