Los Ateos Librespensadores son Oxímoros

Por Tim Stratton | Traducido por Allan Sánchez

|

October 18, 2016

Los ateos les gusta etiquetarse como “librespensadores”. Sin embargo, si llegaran a estar en lo cierto, sobre la no-existencia de Dios, se sigue que es altamente improbable que el aspecto inmaterial de la humanidad llamada “alma” exista. ¡Esto me ha llevado a la conclusión que es imposible para un ateo en ser realmente un “libre pensador”! Por supuesto, pueden unirse al grupo y llamarse “librespensadores”, pero si llegaran a estar en lo cierto sobre la no-existencia de Dios, los ateos no pueden pensar libremente nada. Nadie podría.

Esto es porque si Dios y el alma no existen, no veo cómo cualquier persona podría pensar libremente sobre la buena evidencia, la argumentación y escoger pensar racionalmente para llegar a las conclusiones más lógicas. Déjame demostrar esto en un argumento que construí llamado, “El Argumento del Librepensamiento en Contra del Naturalismo de Tim Stratton” (ALCN):

1- Si el naturalismo es verdadero, el alma inmaterial humana no existe.

2- Si el alma no existe, el libre albedrío libertariano no existe.

3- Si el libre albedrío libertariano no existe, la racionalidad y el conocimiento no existe.

4- La racionalidad y el conocimiento existen.

5- Por lo tanto, el libre albedrío libertariano existe.

6- Por lo tanto, el alma existe.

7- Por lo tanto, el naturalismo es falso.

8- La mejor explicación para la existencia del alma es Dios.

Para mis colegas frikis de la lógica por ahí, aquí está mi silogismo en forma simbólica para demostrar que el Argumento del Librepensamiento en Contra del Naturalismo es “matemáticamente” válido:

 

  1. N → ¬ S
  2. ¬ S → ¬ LFW
  3. ¬ LFW → ¬ R & ¬ K
  4.     R & K
  5. R & K → LFW
  6. LFW → S
  7. S → ¬ N

Ya que el argumento es válido, las conclusiones (5-7) deben ser verdaderas porque son deductivas. Así que la única pregunta que queda es si las premisas (1-4) son verdaderas. Si lo son, el naturalismo debe ser falso. A lo largo de este artículo, voy a discutir y a defender brevemente cada uno de los pasos de este argumento. Estoy convencido de que este es un argumento extremadamente bueno, el cual debería darles una pausa a las ateos antes de etiquetarse “librespensadores”. De hecho, por la conclusión de este artículo, ¡los ateos deben ver que sólo podrían ser “librespensadores” si están equivocados sobre la existencia de Dios! Vamos a ver la primera premisa:

1- Si el naturalismo es verdadero, el alma inmaterial humana no existe.

 Por el momento, la cosmovisión más común de la creencia atea es la del naturalismo (que la naturaleza es todo lo que hay). Si sostienen que las cosas fuera de la naturaleza existen, estarían admitiendo que el naturalismo es falso, y en efecto, estando de acuerdo con el teísta que no sólo la naturaleza existe, sino también lo “sobrenatural” (otras cosas que la naturaleza). Esto es un movimiento que el ateo comprometido no quiere hacer por Dios, si Él existe, cae en la categoría de lo sobrenatural. Al admitir que lo sobrenatural existe, ellos admiten tácitamente la plausibilidad de la existencia de Dios.

Como el punto de vista bíblico de Dios, el alma humana, por definición no es un tipo de cosa física ni material. Es un aspecto inmaterial de nuestra existencia, el cual si existe, lleva a algunas conclusiones tremendas. Sin embargo, si el alma no existe, eso nos lleva a nuestra segunda premisa.

2- Si el alma no existe, el libre albedrío libertariano no existe.

Esta premisa es prácticamente sinónima con la declaración: “Si todo es naturaleza, entonces todo es determinado por las leyes de las naturaleza”. Esta premisa en realidad no necesita mucha defensa en lo que a mí respecta, porque muchos ateos naturalistas han hecho este caso por mí. ¡Richard Dawkins, Stephen Hawking, San Harris, etc., han hecho esta caso alto y claro! Vamos a examinar la defensa de la premisa (2) en las palabras de estos “nuevos ateos”.

Richard Dawkins una vez estaba leyendo su libro El Espejismo de Dios. Un diálogo se produjo en relación con su visión del determinismo científico. Dawkins cree que todos estamos determinados a nuestras acciones y nuestras creencias. Él estaba hablado sobre la justicia y la moralidad y él dijo, “Ninguno de nosotros dice como una cuestión de hecho, ‘Oh bien, él no podía dejar de hacerlo; él estaba determinado por sus moléculas…’. Tal vez deberíamos”.[1]

 Cuando se le preguntó si pensaba que sus visiones eran inconsistentes con el ateísmo y el naturalismo, Dawkins respondió, “En cierto modo lo hago. Sí. Pero es una inconsistencia con la que en cierto modo debemos vivir, de otra manera la vida sería intolerable”[2]. ¡Richard Dawkins admite que para vivir felizmente como un ateo debes creer una “mentira noble”[3] y en un estado de auto-engaño!

Stephen Hawking está de acuerdo y escribe, “Es difícil imaginar cómo el libre albedrío puede operar si nuestro comportamiento es determinado por la ley física, así que parece que no somos más que mecanismos biológicos y que el libre albedrío es una ilusión”[4]. Hawking concluye que “el comportamiento humano es de hecho determinado por la leyes de la naturaleza”        y nuestras acciones son “tan determinadas como las orbitas de los planetas”.[5]

 El famoso nuevo ateo, filósofo, neurocientífico, y el autor más vendido, San Harris está de acuerdo. En su libro titulado, Free Will (Libre Albedrío), Harris escribe:

“El libre albedrío es una ilusión. Nuestras voluntades no son simplemente de nuestra propia creación. Los pensamientos e intenciones emergen de las causas de fondo de las cuales no somos conscientes y sobre el cual ejercemos ningún control consciente. No tenemos la libertad que pensamos tener. El libre albedrío es en realidad más que una ilusión (o menos), en que no se puede hacer conceptualmente coherente. Ya sea que nuestras voluntades son determinadas por causas previas y no somos responsables por ellas, o son producto del azar y no somos responsables por ellas”. [6]

 Es reconfortante ver la consistencia de algunos de los más famosos ateos del mundo cuando se trata de la negación del libre albedrío; sin embargo, no pienso que ellos han tomado sus creencias a sus conclusiones lógicas. Esto nos lleva a la tercera premisa crítica de este argumento.

3- Si el libre albedrío libertariano no existe, la racionalidad y el conocimiento no existe.

En pocas palabras: “Si el libre albedrío no existe, el librepensamiento no existe”. Dado el punto de vista del naturalismo del determinismo científico, ¿cómo podría alguien alguna vez escoger libremente en ser racional y saber que lo es? Si todo está determinado por la “causa y efecto”, incluyendo nuestros pensamientos y creencias, y nuestros pensamientos y creencias sobre nuestros pensamientos y creencias, entonces, la opción de seguir las leyes de la lógica y pensar racionalmente sólo sería una ilusión. El naturalista que se sostiene al determinismo no vino a esa conclusión basado en su inteligencia, y al escoger examinar la evidencia para inferir la mejor explicación. Ellos fueron simplemente determinados por la física y la química para ser deterministas. No tiene nada que ver con conocimiento, lógica, o racionalidad. Si el naturalismo es verdadero, “No hay libre albedrío involucrado tampoco para evaluar si un pensamiento es mejor que otro”[7]. William Lane Craig hace este punto alto y claro:

“Hay una especie de carácter vertiginoso, contraproducente al determinismo. Porque si uno llega a creer que el determinismo es verdadero, uno tiene que creer que la razón en que él ha llegado a creerlo es simplemente porque fue determinado a hacerlo. Uno no ha sido, de hecho capaz de sopesar los argumentos pro y contras y libremente formar la mente de uno sobre esa base. La diferencia entre la persona que sopesa los argumentos para el determinismo y los rechaza y la persona que los sopesa y los acepta es completamente que uno fue determinado por factores causales fuera de él para creer y el otro para no creer. Cuando llegas a darte cuenta que tu decisión de creer en el determinismo fue en sí determinada y que incluso tu presente comprensión de ese hecho ahora mismo es determinado igualmente, una especie de vértigo se establece, porque todo lo que piensas, incluso este mismo pensamiento, está fuera de tu control. El determinismo puede ser verdad; pero es difícil ver cómo podría ser alguna vez racionalmente afirmado, ya que su afirmación socava la racionalidad de su afirmación”. [8]

El proceso de racionalidad que conduce a la creencia verdadera justificada (conocimiento) implica las propiedades de ser capaz de pensar en y sobre hipótesis competitivas, reflexionar entre ellas, y la habilidad de inferir y afirmar la mejor explicación vía las leyes de las lógica. Por lo tanto, una entidad racional debe también poseer al menos otros dos atributos: intencionalidad y libre albedrío libertariano. [9]

¡Este paso del argumento es típicamente atacado por ateos que están ciegamente comprometidos a sus presuposiciones en lugar de la verdad! Después de todo, si esta premisa es verdad, entonces, esto se convierte en un argumento indiscutible, porque argumentarlo en contra, uno debe apelar a la racionalidad. Ese argumento afirmaría el mismo punto que estoy haciendo. Además, cualquier objeción a esta premisa puede ser contrarrestada con esto: “Si todos tus pensamientos son determinados, entonces ¿cómo SABES que tu pensamiento determinado es bueno, sin hablar de verdadero?” Todo lo que el naturalista puede hacer es presuponer que sus creencias determinadas son correctas, pero esto no califica como una afirmación de conocimiento ya que es enteramente desprovisto de cualquier justificación. Es sólo una suposición de petición de principio (una falacia lógica), y cualquier argumento basado en una falacia lógica no es un argumento en lo absoluto.

¡Es intuitivamente obvio que todos sabemos que somos libres, y hacemos decisiones reales (por lo menos ocasionalmente)! Negar esto, es rechazar la racionalidad y el conocimiento en su conjunto. Por lo tanto, un naturalista no tiene bases para declarar, “El naturalismo es verdadero”. De hecho, es una declaración completamente irracional (si el naturalismo es verdadero o no). Si el ateo resulta estar en lo correcto sobre el naturalismo, es imposible para el libre albedrío existir, y se sigue lógicamente que la racionalidad (sin mencionar la moralidad)[10] es ilusoria. Me parece, sin embargo, que estamos usando lógica y racionalidad para llegar a estas conclusiones. ¿Es el naturalismo una posición auto-refutante?[11] Examinemos la cuarta premisa.

4- La racionalidad y el conocimiento existen.

Esta premisa parece ser auto-evidente. Después de todo, si uno va a argumento en contra de la premisa (4), deben apelar a la argumentación racional para hacerlo. Esto afirmaría el mismo punto que están rechazando. La fuerza de este argumento depende sobre la premisa (4), hace esta premisa (y quizás este argumento entero) indiscutible. Algunos argumentos parecen ser más racionales que otros, y si escogemos suscribirnos a los argumentos que están en línea con las leyes de la lógica y las reglas de la razón, entonces estamos apelando a las realidad objetiva de la racionalidad.

Además, para el “librepensador” ateo que no está de acuerdo con esta premisa sería admitir la irracionalidad. Si ese es el caso, ¿por qué alguien debería molestarse en escuchar sus ideas irracionales? El ateo perdería todos sus derechos para argumentar en contra del cristianismo en bases intelectuales.

La racionalidad obviamente existe; por lo tanto, el resto de este argumento construye una tremenda velocidad y potencia. Este es el caso porque si una persona puede escoger libremente ser racional, la siguiente premisa se sigue lógicamente.

5- Por lo tanto, el libre albedrío libertariano existe.

 Como demostré en la premisa (3), si el libre albedrío libertariano no existe, la racionalidad no existe tampoco. El inverso es lógicamente verdadero también, si la racionalidad existe; el libre albedrío debe existir. Discutir esta premisa, uno debe demostrar cómo uno no necesita el uso del libre albedrío para escoger pensar cosas por medio de la racionalidad. ¡Buena suerte con eso!

Como vimos en la premisa (2), si el libre albedrío existe, debe ser basado en algo que no es parte de la maquinaria de este universo material de causa y efecto. Si la humanidad puede verdaderamente pensar lógicamente, y hacer argumentos racionales que llevan a la inferencia a la mejor explicación, entonces, la humanidad debe tener libre albedrío. Si la humanidad tiene libre albedrío, debemos ser más que sólo nuestros cuerpos y cerebros materiales. Para que el libre albedrío humano exista, debemos poseer un aspecto inmaterial de nuestra existencia que pueda escoger libremente “superar” la leyes de la naturaleza. Esto lleva a la siguiente premisa:

6- Por lo tanto, el alma existe.

 Si este argumento racional se sostiene, entonces el aspecto inmaterial de la humanidad llamado “el alma” debe existir. Esto ha sido el mayor punto de vista teísta de la humanidad por miles de años. Sólo hasta que el empirismo se convirtió en el punto de vista del “iluminado”, hizo que la gente comenzara a descartar el punto de vista de todo lo que no pudiera ser probado científicamente en el mundo material. El caso para la racionalidad parece desacreditar la noción que la naturaleza es todo lo que existe.

Si el alma humana existe, es algo que, como Dios, no puede ser directamente descubierto por la ciencia. El método científico sólo es aplicable a las cosas en el universo natural, y la ciencia es impotente para probar cosas como las leyes de la lógica, matemáticas, auto-introspección, moralidad objetiva, el orden de la ciencia en sí, ¡y cualquier cosa fuera del universo (sobrenatural)! Este argumento es una buena pieza de evidencia de que el alma existe.

7- Por lo tanto, el naturalismo es falso.

Este argumento efectivamente demuestra que no todo lo que existe es material. Si el alma inmaterial existe que hace la racionalidad posible, entonces la idea que “todo lo que existe es naturaleza”, es claramente equivocada. ¡Este argumento desde la racionalidad refuta completamente la cosmovisión del naturalismo porque es obvio que el alma inmaterial, de hecho, existe!

Así que, ¿en qué parte del mundo viene el alma? Quizás es pregunta es lógicamente incoherente, ya que el alma (el aspecto inmaterial de la humanidad y la esencia), no es el tipo de cosa que podría venir de este mundo material. Después de todo, ¿cómo podría la evolución naturalista producir una cosa inmaterial desde cosas materiales? Necesitamos una mejor explicación.

¿Cuál es la mejor explicación para existencia obvia del alma? El naturalista estricto no puede ni siquiera entrar a esta discusión, ya que la existencia del alma es la refutación que la naturaleza es todo lo que es. Esto nos lleva a la abductiva conclusión final de este argumento:

8- La mejor explicación para la existencia del alma es Dios.

Parece que sólo un ser inmaterial, como el punto de vista bíblico de Dios, podría explicar a la humanidad el poseer un alma inmaterial que pudiera “superar” nuestras moléculas físicas. De hecho, cuando uno considera que la biblia afirma que somos, “creados a la imagen de Dios” (Génesis 1:26-27), este concepto hace perfecto sentido no sólo lógicamente, sino teológicamente también.

Este argumento no “prueba” que Dios existe, como se demuestra deductivamente que el naturalismo es falso; sin embargo, por nuestro libre albedrío libertariano, podemos inductivamente concluir que el punto de vista bíblico de Dios es la mejor explicación para la existencia del alma. Por lo tanto, ¡los cristianos están justificados y son racionales en concluir que el ateísmo es incoherente, y que el cristianismo es probablemente verdadero!

Si un determinista no está de acuerdo con esta inferencia, es simplemente porque fueron determinados a hacerlo; ¡no tiene nada que ver con razonamiento!

Conclusión

Volviendo a la pregunta original, ¿cómo puede un naturalista ateo (si tiene razón) verdaderamente ser un “librepensador”? Si Dios, y, por lo tanto, el alma humana, no existe, la gente no es más que “¡bolsas de químicos en huesos!” Si esto es todo lo que somos, no poseemos libre albedrío genuino y la vida es ultimadamente sin sentido. Si la humanidad no tiene libre albedrío, entonces no somos libres para pensar nada.

Por lo tanto, si el naturalismo es verdadero, el conocimiento, la racionalidad, y la moralidad son ilusorias. No seríamos libres para escoger ser razonables, o para comprometerse en argumentación lógica, o incluso para escoger libremente seguir la evidencia dondequiera que lleve. Si Dios no existe no somos libres de escoger nada, y eso incluye lo que vamos a escoger creer o pensar. Todos los naturalistas se quedan con presuposiciones de petición de principio.

Un ateo naturalista no tiene derecho de llamarse un “librepensador”. ¡Pienso que un mejor nombre para los librespensadores sería los “deterministas determinados”! Dado el naturalismo, no hay libertad para pensar lo contrario. Conclusión: Lo Sobrenatural debe existir para el ateo naturalista para “pensar libremente” que no existe.

 Manténgase razonable,

Tim Stratton


Notas:

 [1] Logan Gage, “Who Wrote Richard Dawkins’s New Book?” evolutionnews.org , October 28, 2006, encontrado en http://www.evolutionnews.org/2006/10/who_wrote_richard_dawkinss_new002783.html [2] Ibid.

[3] William Lane Craig, Reasonable Faith: Christian Truth and Apologetics, (Crossway Books, Wheaton, IL, 2008), citando Loyal D. Rue, “The Saving grace of Noble Lies,” address to the American Academy for the Advancement of Science, February 1991. Página 85

[4] Stephen Hawking, The Grand Design, (Bantam Books, New York, 2010). Página 32

[5] Ibid.

[6] Sam Harris, Free Will, (Free Press, New York, 2012), Página 5

[7] Scott Smith, resumiendo el capítulo seis en su libro, Ethics and the Search for Moral Knowledge, (InterVarsity Press).

[8] William Lane Craig, “Turbado por los calvinistas”. Encontrado en http://www.reasonablefaith.org/spanish/turbado-por-los-calvinistas, (visitada el 8-12-12)

[9] Stratton, The Self-Refuting Nature of Naturalism, http://freakengministries.com/the-self-refuting-nature-of-naturalism/

[10] Stratton “An Ought From An Is”. http://freakengministries.com/an-ought-from-an-is/

[11] Stratton, The Self-refuting Nature of Naturalism.

[12] William Lane Craig en debate vs. Peter Atkins, http://www.youtube.com/watch?v=8U_NS9WsJ08  (visitado el 9-11-12)

 

 

Share:

About the Author

Tim

Stratton

(The FreeThinking Theist)

Tim pursued his undergraduate studies at the University of Nebraska-Kearney (B.A. 1997) and after working in full-time ministry for several years went on to attain his graduate degree from Biola University (M.A. 2014). Tim is currently enrolled at North-West University pursuing his Ph.D. in systematic theology with a focus on metaphysics, history, and biblical data.

Learn More

More from this author