¿Simplemente Divino?

Shannon Byrd Shannon | Traducido por Raúl Jaramillo

|

April 12, 2018

Como un aspirante a teólogo deseo conocimiento de la naturaleza de Dios. También aspiro a obtener un entendimiento apropiado de las enseñanzas fundamentales Cristianas sobre la naturaleza de Dios. Dada esta meta, una gran parte de mi camino en apologética y filosofía ha sido investigación sobre los atributos de Dios. No me esmero únicamente para obtener creencias verdaderas justificadas con respecto al carácter de Dios, pero quiero comprender su relación con su creación y sus acciones en la creación.

Hace algunos años, estaba leyendo un artículo sobre la simplicidad divina, por Eleonore Stump. Para ser honesto, me dejó con preguntas persistentes tales como, “¿cómo es que Dios es idéntico con sus atributos?” y “¿Cómo puede ser Dios Trino y sin embargo, no compuesto de partes?” De acuerdo con la simplicidad divina, Dios es radicalmente diferente de cualquier criatura en el sentido de que está vaciado de cualquier clase de composición o complejidad, ya sea física o metafísica. Básicamente, en esta perspectiva, Dios no está compuesto de partes.

Por un tiempo pensé que simplemente no estaba comprendiendo la doctrina, pero cuando la retomé y me di cuenta que mis preguntas iniciales eran algunas de las problemáticas más debatidas fuertemente sobre la simplicidad divina. Lo que he descubierto es que una doctrina completa de la simplicidad divina como es expuesta por muchos Tomistas no es compatible con la doctrina de Dios como es revelada en la Escritura. El Dios bíblico parece tener soberanía sobre su creación y libertad de crear o no crear. Este elemento fundamental está faltante en la doctrina de la simplicidad divina. O al menos así me parece.

Mientras investigaba esta doctrina una vez más, algo simplemente no encajaba. Comencé a formular el siguiente silogismo conocido como el argumento ACAS. Si es sólido, demuestra porqué una doctrina completa de simplicidad divina no es compatible con un ser máximamente grandioso (Dios). Para empezar, en la simplicidad divina, un Dios simple carece de potencial, todos sus atributos son idénticos uno al otro e idénticos a la esencia de Dios o existencia de Dios. Todas sus acciones son idénticas una a otra, de manera que solo hay un acto. Así que todos los atributos y acciones de Dios son idénticos con su esencia. Esto es lo que sostiene la simplicidad divina, y es lo que encuentro profundamente problemático. Si mi argumento ACAS se sostiene entonces la casa del Teísmo Clásico se vendrá hacia abajo en ruinas.

Antes de ver el argumento, debemos entender sus presuposiciones. Los teólogos Cristianos afirman en abundancia varias cosas sobre la existencia y naturaleza de Dios, y el estatus modal del universo:

A1) La existencia de Dios es necesaria.

A2) Dios es libre, él pudo haber creado un mundo diferente, o ningún mundo en lo absoluto.

A3) El universo es contingente.

Las siguientes presuposiciones son a las que se sostienen los teólogos de la simplicidad divina:

A4) Los atributos de Dios son idénticos a su esencia/existencia.

A5) Dios no puede tener ninguna parte temporal o espacial.

Con estas presuposiciones en mente, creo que hay un problema con la Doctrina de la Simplicidad Divina (DSD). Consideren lo siguiente:

Argumento Complicado de Anti-Simplicidad (ACAS)

  1. Si Dios pudo haber creado un mundo diferente, entonces Dios tiene potencial no actualizado*.
  2. Si Dios tiene un potencial no actualizado, entonces el acto de Dios al crear el mundo fue contingente.
  3. Si el acto de Dios de crear el mundo real fue contingente, entonces el conocimiento de Dios del mundo real fue contingente.
  4. Si la existencia de Dios es idéntica con su conocimiento y su conocimiento sobre el mundo real es contingente, entonces Dios es contingente.
  5. Dios no es contingente.

Por lo tanto,

Dios no es idéntico con su conocimiento sobre el mundo real. [de 4, 5]

Lo que este argumento busca demostrar es que un pilar fundamental de la doctrina de la simplicidad divina es falso. Dios no puede ser idéntico a sus atributos. Para que el Tomista refute el argumento, él o ella deberá demostrar que esta formulación es inválida o que sus premisas son falsas.

Premisa 1

Muchos Tomistas tendrán problema con la premisa 1. Fácilmente podría ver esta premisa como la más controversial de todo el argumento dado que muchos postulan que Dios no pudo haber creado un mundo diferente. Sino que muchos afirman que Dios únicamente pudo crear el mundo real [el mundo que existe].

Eleonore Stump dice,

Tomás de Aquino, por ejemplo, niega que Dios tiene atributos intrínsecos accidentales, él no quiere decir que Dios es el mismo en cada mundo posible en el que existe. Durante el periodo medieval, las modalidades no eran concebidas en los términos de similitud o diferencia a través de los mundos posibles sino en términos de líneas temporales surgiendo del mundo real. Entonces, por ejemplo, a pesar de que Aquino ve a Dios no creando como algo lógicamente posible, el que Dios cree, sin embargo, no es un accidente de Dios sino algo necesario para Él –en el sentido de que no hay una rama de la línea temporal de este mundo en la cual el no estar dispuesto a crear es correctamente atribuible a Dios.

Con el pensamiento de Stump en mente, la premisa 1 no debería ser tan controversial para el Tomista, y negarla seria debido a un mal entendido de lo que Aquino transmitió.

Ahora, si alguien quiere negar la premisa (1), ello viene a un precio muy alto—el colapso modal. Negar la primera premisa es lo mismo que negar la libertad de Dios y la noción de que Dios era libre con respecto a crear o no crear tiene una larga historia en la teología Cristiana. Si alguien niega la premisa (1), están diciendo que este mundo no es contingente, ¡sino que es necesario! Esto quiere decir que Dios no pudo haber creado un mundo diferente. Me parece que negar la primera premisa conlleva el costo de que este mundo se vuelve necesario justo como Dios es un ser necesario. Ello lleva a un conjunto de problemas también. El pecado y la maldad serían necesarios, la encarnación de Cristo sería necesaria, tú y yo seriamos necesarios. Con seguridad nadie querría afirmar estas cosas.

Premisa 2

¿Qué quiero decir cuando digo que Dios tiene potencial? Básicamente, si Dios tuvo la libertad de no crear este mundo, entonces él tuvo potencialidad. Potencialmente, Dios pudo no haber creado este mundo. Y si tal es el caso, entonces el acto de Dios al crear este universo fue un acto contingente y él pudo haber escogido crear un mundo diferente o no crear en lo absoluto. Él era libre de escoger en un sentido libertariano.

La teoría de la Simplicidad Divina niega que Dios tiene algún potencial en lo absoluto, y afirma que Dios es un acto en sí▼. No obstante, cuando se sigue hasta sus consecuencias lógicas, esto nos lleva a que el mundo es necesario también. Norman Geisler dice,

“El acto en sí, entonces, es aquel que es (existencia) sin posibilidad de no existir ni ser algo diferente a lo que es—existencia, pura y simple. El Acto en si▼ no tiene potencial para la no existencia, y no tiene potencial para cambio.”

Por lo tanto, de acuerdo a Geisler, Dios no puede cambiar, él no puede estar compuesto de partes y él no puede moverse de potencial a realidad. Dios simplemente es el acto puro. Dado que Dios no puede cambiar, su acción de crear no cambia. Dado que la existencia de Dios es necesaria, y su acto es idéntico a su existencia, su acto es necesario. Ello quiere decir, que su acción de crear el universo es necesaria. Ello significa que su universo existe necesariamente y tú existes tan necesariamente como Dios. Entonces, en esta perspectiva Tomista, Dios no es libre con respecto a su creación, y Dios no es soberano sobre ello.

De manera similar que al negar la premisa (1), negar la segunda premisa viene a un precio muy alto tanto filosófico como teológico. Uno se queda con un Dios que no puede atravesar ningún tipo de cambio, y una creación necesaria. Pero el Cristianismo asume que la creación es contingente. Así que el Tomista debe admitir que la creación es contingente para evitar negar presuposiciones básicas Cristianas.

Premisa 3

Se sigue que, si el acto de Dios de crear el mundo real fue un acto contingente, entonces su conocimiento del mundo real es contingente también. ¿Por qué? Bueno, si Dios creara un mundo diferente, entonces el contenido de su conocimiento sería diferente. Él, entonces, poseería el conocimiento de que este mundo no es el mundo real y que el otro mundo es el mundo real. Por lo tanto, su conocimiento es contingente y no necesario.

Si su conocimiento del mundo real fue necesario, lo seria únicamente porque este mundo es necesario. Así como las dos premisas previas, negar esta premisa viene a un precio muy considerable. Yo espero que nadie esté dispuesto a pagarlo.

Premisa 4

Además de la premisa (1), esta es probablemente la premisa más controversial del argumento. Como R. T. Mullins dijo, “… la premisa 4 tiene colmillo.”

Algo que debemos entender es que la Simplicidad Divina realiza varios enunciados de identidad. Dios no posee atributos; sino que Dios es sus atributos. Así que, Dios no posee conocimiento, sino que el conocimiento de Dios es idéntico con su ser. Esto causa un gran problema con el teórico de la Simplicidad Divina. Si Dios es idéntico con su conocimiento, y su conocimiento es contingente, entonces Dios es un ser contingente.

Me parece que no hay forma alguna para evitar esto sin postular que el conocimiento de Dios del mundo real es necesario así como Dios mismo es necesario.

William Lane Craig declara:

… si Dios es idéntico con su esencia, entonces Dios no puede conocer o hacer algo diferente a lo que él conoce o hace. Él no puede tener conocimiento o acción contingentes, dado que todo sobre él le es esencial. Pero en ese caso todas las distinciones modales colapsan y todo se vuelve necesario.

R.T. Mullins argumenta de manera similar:

… la simplicidad divina no es composible con la aseidad de Dios. Además, este colapso modal de la simplicidad divina erradica la distinción entre el Dios del teísmo Cristiano y el dios del panteísmo. Se supone que la diferencia es que el Dios Cristiano puede existir sin la creación, y que su naturaleza no depende de su creación. Pero la simplicidad divina nos empuja a un colapso modal donde Dios debe existir necesariamente con la creación para ser quien Él es.

Así que nuevamente, el costo de negar la premisa es muy costoso filosóficamente y teológicamente. Yo supongo que uno podría intentar evadir esta premisa permitiendo que Dios no es idéntico con su conocimiento, pero nosotros simplemente estaríamos reafirmando lo que la conclusión del argumento dice y aquel que este afirmando la premisa no estaría sosteniendo más la simplicidad divina ya que Dios tendría “partes” metafísicas.

Premisa 5

Esta premisa es una creencia esencial para el teísmo Cristiano, especialmente si uno está consciente de la Teología del Ser Perfecto. Esta posiblemente sea la premisa menos controversial en este argumento. Los filósofos Cristianos y los teólogos afirmaran esta premisa sin vacilar. Negar esta premisa es lo mismo que decir, “Dios es contingente.” No conozco a ningún filósofo o teólogo Cristiano que estaría dispuesto a tomar este paso.

Conclusión

Se sigue lógicamente de la premisa 4 y 5 que Dios no es idéntico con su conocimiento del mundo real. Si las premisas del argumento son verdaderas y la forma es válida, la conclusión se sigue necesariamente y esto es significante porque es una negación directa de la simplicidad divina; Dios no es idéntico con su conocimiento. Esto significa que Dios es una substancia que posee un conjunto complejo de propiedades esenciales que no son idénticas unas con otras. Esta misma clase de argumento puede ser reformulado para varios de los atributos de Dios y nos lleva a la misma conclusión para cada uno de ellos, es decir, que Dios no es idéntico con sus atributos, sino que, son cosas que él posee.

Además de mi argumento ACAS, hay más razones para rechazar la noción completa de la simplicidad de Dios. Por ejemplo, el Dios de Aquino no es personal y es muy similar al panteísmo oriental, al hinduismo y al islam. Mucho más se puede decir aquí, pero esto es suficiente por ahora, pienso que el ACAS se sostiene y demuestra que la Simplicidad Divina es incoherente, al menos en la forma en la que los Tomistas lo articulan.


* El verbo aquí es “to actualize” el cual no tiene traducción literal en español. No significa actualizar en el sentido cotidiano. Sino que actualizar significa hacer real.

“En la jerga religiosa, no es inusual referirse a Dios creando el mundo. Sin embargo, en la semántica de los mundos posibles, esto es semánticamente impropio. Sino que la actividad creativa de Dios debe ser referida como “creando los cielos y la tierra”, pero actualizando un mundo posible en particular (dado que los estados posibles de las cosas no tienen un comienzo, y el lenguaje de creación lo implica).”

El anterior extracto fue tomado de la sección Scientia Media del artículo sobre el Conocimiento Medio en la Enciclopedia Filosófica de Internet.

▼ [Pure Actuality] / Un acto en sí mismo / Actualidad Pura. Dios es, de hecho, de todas las posibles formas que Él puede ser.

Notas

Un agradecimiento especial a R. T. Mullins por confirmar la validez del argumento y por su revisión del artículo también.

Share:

About the Author

Shannon

Byrd

Shannon

Learn More