Molinismo y la Esencia de las Criaturas (Creaturely Essences): Una Respuesta a James White

Jonathan Thompson | (The Holistic Apologist) | Traducción Raúl Jaramillo

|

February 9, 2018

Resumen: En el webcast “Dividing Line” de James White titulado “William Lane Craig, the Lowered Bar, Molinism, and Erasmus” (William Lane Craig, La Barra muy Baja, Molinismo y Erasmo) White argumenta que el Conocimiento Medio socava la soberanía de Dios. Este ensayo argumenta que las críticas de White ya sea proporcionan conclusiones triviales, proporcionan premisas que se refutan a sí mismas, implican una perspectiva que es totalmente ininteligible, inter alia. A la luz de estas deficiencias, reconstruyo el argumento de White en dos formas diferentes, intentando obtener la objeción que creo que él intentaba proponer. En este ensayo demuestro que ambas reconstrucciones del argumento de White fallan

Fuente: http://www.aomin.org/aoblog/2016/06/07/william-lane-craig-lowered-bar-molinism-erasmus/

Fuente del Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=esNDmGT3Ew0

Problema 1: James White Envenena el Pozo Contra Los Molinistas que Intenten Responderle
Antes de criticar la respuesta de Craig al problema del mal soteriológico, White realiza algunas afirmaciones críticas enfocadas a ciertos Molinistas con respecto a cómo es que han respondido al artículo de Craig, así como la percepción anecdótica de White sobre la manera en la que estos Molinistas encuentran el criticismo. Específicamente White dice lo siguiente:

“Básicamente parece que un conjunto de Molinistas está huyendo de lo que William Lane Craig dijo en esta respuesta y hemos documentado esto antes ya varias veces. Cada vez que haces una crítica como esta – [esta es] mi experiencia con los Molinistas – ellos simplemente dicen ‘Bueno, pero yo tengo mi propio entendimiento sobre ello’. Muchos de ellos simplemente están tanto en la fase de ‘Soy estudiante de filosofía’, que, ya sabes, se les dificulta llegar a cualquier tipo de conclusión sobre lo que el Molinismo significa o no.” (30:13-30:49)

Tal respuesta envenena el pozo contra los Molinistas que intenten responder a James White (tal como yo). Antes de explicar por qué creo que este es el caso, debemos primero entender lo que se quiere decir con “envenenar el pozo”. Para aquellos poco familiarizados con esta falacia informal, ocurre cuando un individuo intenta preventivamente desacreditar a otra persona (o grupo) frente a una audiencia al presentar a esa audiencia con información adversa sobre el o los oponentes. Además, esto es hecho previamente a que el o los oponentes defiendan o presenten una idea y esta falacia puede ocurrir sin importar si la información presentada sobre el o los oponentes sea verdad.

Así que con respecto a los Molinistas como yo, se debe señalar que ahora me encuentro en una desventaja retorica contra White, dado que, si fuera el caso en el que yo me separo de la perspectiva de Craig, entonces, como implican los comentarios de White, esto podría ser debido a que soy uno de esos Molinistas que, para empezar, es irresoluta. Por lo tanto, dados los comentarios negativos de White sobre los Molinistas, a los no Molinistas que interactúen con los Molinistas como yo se les ha dado una razón retorica para no tomar seriamente las conclusiones a las que yo llego con respecto a lo que es esencial o no esencial para el Molinismo.

Dicho eso, dado que me encuentro en una desventaja retorica contra White, aquellos que somos razonables, por lo tanto, tenemos una buena razón para ser más caritativos con la posición Molinista así como también debemos ser más críticos con los argumentos que White provee a partir de aquí.   Esto es porque la racionalidad nos manda que debemos interpretar a aquellos con los que no estamos de acuerdo con caridad y que debemos ser persuadidos por buenos argumentos en lugar de ser persuadidos por la retórica de una persona.

Problema 2: James White Envenena el Pozo Nuevamente Contra los Molinistas que Podrían Responderle Una Vez Más
Continuando con esto, White repite la misma falacia al acusar a los Molinistas de obscurecer deliberadamente su teología de las personas sin estudios. En particular, White afirma lo siguiente:

“De cualquier modo, me parece que desde el año en que apareció [el artículo de Craig] ha habido un grupo de Molinistas que han tomado una actitud similar a ‘Bueno, no, no realmente. No.’ ¿Y quieren saber por qué pienso que esto es así? Les diré muy honestamente porque pienso que es así. Es porque la respuesta de Craig fue demasiado accesible al resto de nosotros. Explica muy acertadamente y fundamentalmente el problema real con el Molinismo y pienso que a muchos Molinistas les gusta ser capaces de expresar sus cosas sobre los contrafácticos de las criaturas y usar todas sus palabras grandes y las personas simplemente se quedan diciendo ‘¡Wow! ¡Has estudiado bastante! Por lo que debo de creer lo que estás diciendo.’ – y simplemente parten de ahí. Pienso que algunos de ellos tienen esa actitud y Craig parece que dejo las reservas al señalar algo que la mayoría de las personas pueden entender y dicen ‘¡Oh! ¡Espera un minuto! ¿Eso es lo que quieres decir? ¡Noooo! ¡No, no, no, no, no, no, no, no, no, no!’” (31:25-32:33)

Así que de acuerdo a White, la razón por la cual ciertos Molinistas se separan de la perspectiva expresada en el artículo de Craig es realmente porque estos Molinistas son oscurantistas que tienen el afán de mantener su teología inaccesible de la plebe de otro modo la eminente inverosimilitud del Molinismo es expuesta. Así que, en este punto, hemos establecido no solamente que White ha envenenado el pozo contra algunos Molinistas al sugerir que son irresolutos concernientes a lo que ellos creen esencial al Molinismo, sino que White va incluso más allá de esto sugiriendo que estos Molinistas también son oscurantistas que tienen el afán de mantener su teología inaccesible a ciertos grupos. Manteniéndome impávido por los comentarios abrasivos de White, en las secciones posteriores intentaré lidiar con sus argumentos de manera caritativa.

Problema 3: White Tergiversa el Conocimiento Medio
Siguiendo sus comentarios críticos hacia los Molinistas, White (presumiblemente) habla incorrectamente de tal forma que caracteriza erróneamente el Conocimiento Medio. En particular, White afirma que “… el conocimiento medio es la afirmación de que Dios conocería lo que cualquier criatura libre haría en cualquier circunstancia dada.” (33:35 -33:49). Esto es incorrecto. El Conocimiento Medio como una perspectiva no asevera que Dios conocería lo que cualquier criatura libre haría en cualquier circunstancia, sino que es la perspectiva de que Dios, de hecho, sí conoce lo que cualquier criatura haría en cualquier circunstancia dada. Como William Lane Craig explica “En este momento [lógico, Conocimiento Medio] Dios conoce lo que cualquier criatura posible haría [no simplemente podría hacer] en cualquier conjunto posible de circunstancias.”1 Así que en esta instancia White simplemente no estaba siendo los suficientemente cuidadoso en su vocabulario al explicar el conocimiento medio.

Problema 4: El Primer Argumento de White Contra el Molinismo Es Trivial
Avanzando, es en este punto donde White procede a dar su argumento contra el Molinismo. Él afirma:

“Aquí está el problema: … ¿De dónde viene el Conocimiento Medio? No viene del decreto de Dios porque ello es posterior, [el decreto] está del otro lado de la mitad. Así que si hablamos de Bob Smith como una criatura libre, ¿Cómo es que alguien — incluyendo Dios – puede tener conocimiento de lo que Bob Smith haría en cualquier circunstancia dada antes de que Dios decidiera crear a Bob Smith? Porque ello haría del carácter de Bob Smith, su esencia, su ser, algo que está determinado por alguien diferente a Dios porque Dios no ha decretado crear a Bob Smith… el punto es que la razón por la cual Él [Dios] sabría lo que Bob Smith podría hacer – haría – en cualquier conjunto de circunstancias [en el Calvinismo-Determinista] es porque Él es el creador del carácter de Bob Smith de otro modo la mismísima esencia de la criatura libre es auto-definida o definida por algo diferente a Dios.” (34:11 – 36:08)

Ahora intentaré resumir y generalizar el argumento de White de manera más sucinta: El Molinismo estipula que el conocimiento de Dios acerca de las esencias de las criaturas (incluyendo los hechos como lo que una criatura llamada Bob Smith libremente haría en cualquier circunstancia) es lógicamente previo al decreto creativo divino. Pero dado que su conocimiento es lógicamente previo al decreto creativo divino, ello implica que las esencias de las criaturas no fueron determinadas o definidas por la voluntad de Dios, sino por algo diferente. De esta forma, podemos resumir el argumento como sigue:

(1) Si Dios posee conocimiento medio, entonces las esencias de las criaturas no son determinadas o definidas por la voluntad de Dios [Premisa]
(2) Dios posee conocimiento medio. [Presuposición]
(3) Por lo tanto, las esencias de las criaturas que son libertarianamente libres no están determinadas o definidas por la voluntad de Dios. [Se sigue de (1) – (2)]

Este argumento es lógicamente valido, exhibiendo una estructura modus ponens. Por lo tanto, el argumento de White está a salvo de cualquier criticismo con respecto a su validez formal. Aparte de eso, no obstante, notemos que el argumento de White irremediablemente es trivial. ¿Por qué? Porque su conclusión hasta ahora no es que el Molinismo es falso, socava la soberanía de Dios o alguna cosa como esa – él no afirma eso ni él lógicamente implica eso en la cita previa reproducida arriba. Sino que la conclusión de White es que dado el Molinismo, las esencias de las criaturas libertarianamente libres no están determinadas o definidas por Dios – algo que los Molinistas felizmente ya afirman pero que los Calvinistas Deterministas como White niegan. En otras palabras, la conclusión de White demuestra que el Molinismo no es idéntico con el Calvinismo Determinista – algo que no es noticia ni para los Molinistas ni para los Calvinistas Deterministas. La conclusión de White hasta ahora por lo tanto es trivial.

Problema 5: El Argumento de White, Cuando se Toma Al Pie de la Letra, Se Refuta A Sí Mismo y es Ininteligible 
Siguiendo sus observaciones iniciales contra el Molinismo, White continúa a hacer algunos comentarios más. Desafortunadamente, a la luz de la manera en la que White presenta sus críticas, no puedo adjudicar claramente si está intentando desarrollar más ampliamente su argumento previo o si está construyendo un argumento completamente diferente. Por esta razón, en esta sección interpretaré las afirmaciones de White al pie de la letra (lo cual resulta ser irrelevante a su argumento previo) mientras que en la sección posterior reinterpretaré sus comentarios de tal manera en la que ellos transmiten lo que creo que White intentaba transmitir. Aquí están los comentarios de White:

“[En el Molinismo] tienes a Dios revisando todos estos escenarios y resulta en el mundo… el cual no está determinado… por la voluntad de Dios…  [Ese mundo particular] está determinado por el conocimiento medio y la libertad de Dios está limitada a si Él actualizará* o no [el mundo previamente mencionado]. Y la libertad de Dios está limitada a lo que sus criterios serán… Con respecto a los eventos en tiempo, Dios no tiene libertad en ello. (38:06) … pero la idea de que el decreto soberano de Dios que determina la fábrica del tiempo y ‘yo soy quien soy’ porque Dios me hizo de esta manera, [en el molinismo] es un ¡No, no, no, no, no, no, no, no, no!” (36:48-38:32)

Notemos que esta declaración es relevantemente diferente a la declaración previa de White. En la declaración previa de White, él argumento que el Molinismo implica que la esencia de una criatura libre no es determinada por Dios, sino por algo que no es Dios. En esta nueva afirmación, sin embargo, White ahora está afirmando que el Molinismo o asevera o implica (White no especifica) que el mundo real no es el resultado de la voluntad de Dios, sino que el conocimiento medio, el cual, de acuerdo con White, “limita la libertad de Dios a escoger si Él actualizará* o no… [un mundo en particular]” así como también limita “cuáles serán Sus criterios [para tal mundo]” (por ejemplo, el balance optimo entre salvos y perdidos). La conclusión de White (en apariencia) es que dado que estos factores los cuales delimitan la libertad de Dios, la soberanía de Dios ha sido consecuentemente socavada de tal forma que Él no puede determinar los eventos en el tiempo.

¿Qué debemos entender con este argumento? Primero, debe ser entendido de antemano que el Molinismo, como una perspectiva, no asevera que el mundo real, concreto (es decir, causalmente potente) no es el resultado de la voluntad de Dios. En efecto, en el Molinismo es analíticamente verdadero que el mundo real concreto simplemente es el resultado del decreto de la voluntad de Dios, el cual es lógicamente posterior al conocimiento medio. Esto es a lo que los Molinistas llaman el decreto creativo divino. Por lo tanto, White, si no desea representar erróneamente el Molinismo, debe de argumentar que el Molinismo implica lógicamente que el mundo real concreto no es el resultado de la voluntad de Dios. A partir de aquí, asumiré que White intentaba argumentar esto.

Desafortunadamente, si White intentaba argumentar que el Molinismo implica que el mundo real concreto no es el resultado de la voluntad de Dios, entonces White contradeciría su afirmación con la justificación que ofrece para ella. Para demostrar este punto, una de las razones que White ofrece para creer que el Molinismo implica que el mundo que Dios escogió actualizar* no es el resultado de su voluntad porque el conocimiento medio “limita la libertad de Dios de escoger si Él actualizará* o no [un mundo en particular]”. Pero esta cita precisamente afirma que la libertad de Dios ha sido delimitada de tal forma que Él tiene la libertad de querero refrenarse de quererun mundo en particular. Por lo tanto, si Dios decide quererun mundo particular, es, por definición, el resultado de su voluntad; ¡algo que contradice la misma premisa de White!

En segundo lugar, no es claro para mí como es que si Dios tiene la libertad de querero refrenarse de querer un mundo particular contaría como una limitación sobre la libertad de Dios que socavaría la soberanía de Dios. De hecho, dado que Dios es un agente libre, ¿cómo es que Su libertad podría ser diferente? Tal vez White intenta decir que hay una tercera opción que Dios debe tener la cual preserva su soberanía, pero no puedo pensar en cómo esa opción finalmente no se reduce a Dios escogiendo querero refrenarse de querer un mundo particular. Por lo tanto, el criticismo de White aparenta ser ininteligible para mi dado que ni siquiera puedo concebir cómo es que la libertad de Dios pueda ser diferente.

En resumen, en esta sección hemos visto que los criticismos posteriores hechos por White se socavan así mismos o son completamente ininteligibles. Dada esta debilidad en los criticismos de White de la forma en la que él los transmite, en la siguiente sección extiendo caridad a White, reformulando sus declaraciones intentando hacer que el argumento previamente formulado contra el Molinismo no sea trivial.

Reconstruyendo el Argumento de White (Primer Intento)
En este punto asumiré que White no intento argumentar que al poseer Dios la libertad de querero refrenarse de quererun mundo particular socava su soberanía. Sino que, asumiré que White quiso decir que el Molinismo socava la soberanía de Dios porque el Conocimiento Medio restringe la libertad de Dios de manera que Él es incapaz de crear las esencias de las criaturas mientras que su soberanía demanda que Él debería ser capaz de hacerlo. Interpretar a White de esta manera tiene un alcance explicativo ya que explica adecuadamente por qué White pensó que era problemático que la inhabilidad de Dios de crear las esencias de las criaturas socava su soberanía. Aquí podemos resumir el argumento de White como sigue:

(1) Si Dios posee conocimiento medio, entonces las esencias de las criaturas libres no son determinadas o definidas por la voluntad de Dios.
(2) Si las esencias de las criaturas libres no están determinadas o definidas por la voluntad de Dios, entonces Dios no es soberano.
(3) Dios posee conocimiento medio.
(4) Por lo tanto, las esencias de las criaturas libertarianamente libres no están determinadas o definidas por la voluntad de Dios.
(5) Por lo tanto, Dios no tiene libertad sobre la decisión de los eventos en el tiempo.
(6) Por lo tanto, Dios no es soberano.

Primero, lidiaremos con una cuestión de formalidad. Noten que la conclusión de White “Con respecto a los eventos en tiempo, Dios no tiene libertad en ello”, lo cual hemos resumido en la premisa (5), no se deduce lógicamente de ninguna de las premisas antecedentes. Por lo tanto, la premisa (5) es un non sequitur, haciendo que el argumento entero de White sea lógicamente inválido. Sin embargo, podemos resolver fácilmente este error omitiendo la premisa (5) de manera que el argumento es formulado así:

(1) Si Dios posee conocimiento medio, entonces las esencias de las criaturas libres no son determinadas o definidas por la voluntad de Dios.
(2) Si las esencias de las criaturas libres no están determinadas o definidas por la voluntad de Dios, entonces Dios no es soberano.
(3) Dios posee conocimiento medio.
(4) Por lo tanto, las esencias de las criaturas libertarianamente libres no están determinadas o definidas por la voluntad de Dios.
(5) Por lo tanto, Dios no es soberano.

Este argumento reformulado es lógicamente valido, no obstante, la premisa (1) parece eminentemente impugnable. Con respecto a la premisa (1), notemos que White ni siquiera intenta explicar o defender su ontología sobre las esencias de las criaturas. White simplemente asume que las esencias de las criaturas (como sea que él las entiende) son el resultado de la voluntad de Dios, por lo tanto, implicando que estas esencias existen (en contraste con ser meramente dispositivos heurísticos como lo afirmarían los antirealistas). White por lo tanto comete una petición de principio en dos ocasiones, ya que en (1) él asume sin argumento que las esencias de las criaturas son el resultado de la voluntad de Dios y en (2) el realismo es verdadero mientras White implique que las esencias de las criaturas realmente existen. Además, dado que no entendemos la teoría de White sobre las esencias de las criaturas (no entendemos sino que él cree que aparentemente existen y son el resultado de la voluntad de Dios) consecuentemente no puedo dar un análisis con respecto a si Dios al no poder crear estas esencias en el Molinismo por lo tanto socava su soberanía. La Premisa (2) por lo tanto es inanalizable.

Para resumir, en esta sección intenté reformular la objeción de White, sugiriendo que su preocupación real es que la falla de Dios de crear las esencias de las criaturas en el Molinismo socava la soberanía. Como vimos, el argumento de White, como lo presenta, en realidad es formalmente inválido. Ello me llevo a reformular el argumento de White de manera que lo exoneramos de cualquier cuestión estructural con respecto a su validez formal. Este argumento nuevamente construido, sin embargo, no es prometedor. Ya que vimos que si White quiere perpetuar este argumento reconstruido, entonces él estaría cometiendo una petición de principio a favor del realismo con respecto a las esencias de las criaturas al igual con respecto a la noción de que las esencias de las criaturas son el resultado de la voluntad decretiva de Dios. Este argumento por lo tanto ha fracasado.

Reconstruyendo el Argumento de White (Segundo Intento)
Hasta ahora hemos visto que White ha comunicado sus preocupaciones con respecto al Molinismo de manera inarticulada. Para dar algunos ejemplos, hemos visto que ha presentado argumentos que son lógicamente inválidos, ha presentado conceptos que son ininteligibles, inter alia. Esto me lleva a preguntarme si White intentó comunicar otro argumento completamente diferente y simplemente administró erróneamente la presentación de este. Sucede que, el argumento de White suena misteriosamente similar a otra objeción popular presentada contra el Molinismo. Tal vez esta es la objeción que White quería articular. Para propósitos de la discusión, asumamos que es la objeción popular que White intentaba comunicar.

De acuerdo con esta objeción popular, el Molinismo estipula que el valor de verdad de los contrafácticos de la libertad de las criaturas es lógicamente previo al decreto divino creativo de Dios. Dado que su valor de verdad es lógicamente previo al decreto divino creativo, entonces se sigue que su valor de verdad no es causado por Dios (Es decir, ellos no son el resultado de Su voluntad decretiva). Sin embargo, este no es el caso en el Calvinismo Determinista. Ya que en el Calvinismo Determinista Dios causa que los contrafácticos concernientes a las elecciones individuales determinísticas (no ser confundidos con los contrafácticos de la libertad de las criaturas) tengan un valor de verdad. Por lo tanto, el Molinismo parece socavar la omnipotencia de Dios ya que presenta una restricción sobre su libertad con respecto a su decisión sobre el valor de verdad de las decisiones contrafácticas de los agentes en una forma en la que el Calvinismo Determinista no lo hace.

¿Es este argumento exitoso? No en lo absoluto. Para demostrar el punto, supongamos que alguien fuse a objetar contra el Cristianismo ortodoxo al afirmar que socava la omnipotencia de Dios porque el Cristianismo ortodoxo limita la libertad de Dios de tal forma que Él no puede realizar maldad. Ahora, el Cristianismo ortodoxo concibe a Dios como un ser moralmente perfecto esencialmente. Ello es decir que no hay mundo posible en el cual la naturaleza perfecta de Dios sea diferente. Además, la omnipotencia, concebida de manera ortodoxa, únicamente requiere que Dios posea la habilidad de actualizar* estados de las cosas metafísicamente posibles. Dado que Dios es moralmente perfecto a través de todos los mundos posibles, se sigue que no hay un mundo posible en donde Dios realice maldad. Por lo tanto, el Cristianismo ortodoxo no socava la omnipotencia de Dios al no permitirle realizar maldad, dado que, como hemos determinado, la omnipotencia no requiere que Dios sea capaz de realizar lo que es metafísicamente imposible. Ahora, comparen esta respuesta con la objeción al Molinismo que estamos considerando. La objeción afirma que el Molinismo socava la omnipotencia de Dios porque limita la libertad de Dios de tal forma que Él no puede causar que los contrafácticos de la libertad de las criaturas tengan valor de verdad. Ahora, el libertarianismo, el cual es una condición necesaria para el Molinismo, requiere que para que una acción sea libre, no puede ser causada (suficientemente) por otra cosa2 que no sea el agente mismo. Por lo tanto, si Dios fuera a determinar causalmente que un contrafáctico de la libertad de las criaturas tienen valor de verdad, cesarían de ser contrafácticos de la libertad de las criaturas dado que es analíticamente verdadero que estos tipos de contrafácticos son concernientes a las elecciones libertarianamente libres de los agentes. Por lo tanto, es metafísicamente imposible que un contrafáctico de la libertad de las criaturas permanezcan siendo eso y al mismo tiempo tener su valor de verdad causado (suficientemente) por algo diferente a los agentes mismo. Además, como ya lo hemos discutido, la omnipotencia únicamente requiere que Dios sea capaz de actualizar* los estados de las cosas metafísicamente posibles. Por lo tanto, si Dios desea crear un mundo de criaturas libertarianamente libres, como el Molinismo sostiene, será metafísicamente imposible que los contrafácticos de la libertad de las criaturas (los cuales están implícitos dado ese mundo) sean causados (suficientemente) por Dios. Por lo tanto, el Molinismo no socava la omnipotencia de Dios porque la omnipotencia no requiere que Dios sea capaz de realizar tareas metafísicamente imposibles, tal como crear una criatura libertarianamente libre para la cual sus contrafácticos de su libertad posean su valor de verdad causado por Dios.

También, en todo caso sirve afirmar que el Molinismo no asevera que es metafísicamente imposible para Dios actualizar* ciertos mundos en donde el determinismo divino unilateral es verdadero. Esto significa que el Molinista felizmente puede acceder (al menos hasta cierta extensión3 con el Determinista Calvinista que Dios puede causar que los contrafácticos concernientes a las elecciones determinísticas de los agentes tengan un valor de verdad.

Lidiando con la Réplica del Posibilista Universal
En este punto lidiare con una réplica potencial que White podría tener a la segunda reformulación del argumento. Una manera potencial en la que White podría responder a este argumento es afirmando la perspectiva conocida como el posibilismo universal la cual es que “la doctrina de que no hay verdades necesarias”.4 En esta perspectiva, Dios podría hacer incluso que las contradicciones lógicas sean verdad y que las tautologías sean falsas. Así que, por ejemplo, en el posibilismo universal no es necesariamente verdadero que un triángulo tiene tres lados o que Dios es idéntico a sí mismo. Sino que, en esta perspectiva, Dios puede y si decreta el valor de verdad de todas las verdades simpliciter.

Afortunadamente, el posibilismo universal es sencillo de refutar. Porque podemos preguntarle a White si la proposición “No hay verdades necesarias” es necesariamente verdadera. Si responde ‘sí’, entonces el posibilismo universal se refuta así mismo dado que la proposición “Es necesariamente verdadero que no hay verdades necesarias” es en sí misma una verdad necesaria. Si White responde ‘no’, entonces ello implica que las verdades necesarias existen en algún mundo posible. Además, si es posible que verdades necesarias existen en algún mundo posible, entonces se sigue que las verdades necesarias existen en todo mundo posible – ya que eso es lo que significa ser necesario.  Incluso, si las verdades necesarias existen en todo mundo posible, entonces se sigue que las verdades necesarias existen en el mundo real – ya que el mundo real justamente es un mundo posible. Por lo tanto, las verdades necesarias existen en el mundo real.5 Por lo tanto, el posibilismo universal es insostenible.

Ronda Relámpago: Lidiando con los Comentarios Tangenciales de White
Ahora avancemos. Los puntos finales con los que lidiaremos son los comentarios tangenciales relacionados con el Molinismo. Para mencionar y lidiar con uno, en un punto él dice “¿De dónde viene el conocimiento medio?” (34:42-34:43) Una ilustración puede ayudar a elucidar mi respuesta a esta pregunta: Supongamos que alguien te pregunta “¿De dónde viene el momento lógico del conocimiento natural?” La respuesta a esa pregunta es que el momento lógico no vino de algún lado, sino que Dios lo posee intrínsecamente como parte de su supercomprehensión. Por lo tanto preguntar de dónde viene el momento del conocimiento natural evidencia el hecho de que el interlocutor no ha entendido el concepto del conocimiento natural dado que el que hace la pregunta falla en entender que el conocimiento natural es esencial a la ontología de Dios. De manera similar, con respecto al momento lógico del conocimiento, los Molinistas siempre han mantenido que este momento lógico es una propiedad esencial de Dios la cual Él posee de manera intrínseca como parte de su supercomprehensión.

Noten además que no es una petición de principio que el Molinista simplemente asuma que Dios posee este momento lógico de manera esencia. Ya que la pregunta de White es una interna, intentando inquirir si el marco Molinista puede justificar que Dios posea el momento lógico del conocimiento medio.6 Tal vez simplemente White se expresó pobremente. Tal vez él quiso preguntar de dónde se deriva el contenido del conocimiento medio de Dios. ¿De dónde, por ejemplo, se origina el conocimiento de Dios del hecho de que Wolfgang Grimmer libremente haría, a, en el tiempo, t, en un conjunto completamente especifico de circunstancias, c? La respuesta a eso es que es derivado de la decisión misma del agente, la cual es lógicamente previa, pero cronológicamente posterior al pre-conocimiento de Dios. En otras palabras, el hecho de que Dios conoce a través  de su conocimiento medio, que Grimmer libremente haría, a, en el tiempo, t, en, c, se origina del hecho de que si Grimmer fuera puesto en c, él libremente haría a en t.

Después, White también hace el comentario, “William Lane Craig ha dicho que no hay un mundo posible donde todos serán salvos” (36:18-36:24). Esto es demostrablemente falso. En ningún lugar ha afirmado Craig que no hay mundo posible en el cual todos sean salvos. De hecho, White no cita ninguna fuente que apoye su declaración. Lo que Craig ha dicho es lo siguiente:

“Pienso que ciertamente hay mundos lógicamente posibles en los cuales todos libremente sitúan su fe en Cristo y por lo tanto son salvos. Lo que he dicho es que, por lo que sabemos, tales mundos no son viables (factibles) para que Dios los actualice* (o, si algunos lo son, puede que tengan deficiencias predominantes que los hacen menos preferibles).”7

Finalmente, White afirma que “La idea completa del Conocimiento Medio es para proteger la naturaleza autónoma, la voluntad autónoma del hombre”. (36:43-36:48) Esto simplemente es incorrecto históricamente. Como Kirk MacGregor, quien tal vez es el académico líder sobre Luis de Molina ha enfatizado en la autobiografía de Molina, “Molina mantenía que la Biblia enseña enfáticamente tanto una concepción fuerte de la soberanía divina como la libertad libertariana humana, implicando la responsabilidad de los seres humanos por sus acciones.”8 La motivación detrás de la doctrina del conocimiento medio, entonces, no es únicamente para preservar la libertad libertariana, sino también la soberanía de Dios, armonizando ambas cosas de tal forma que sea bíblicamente fiel. Dicho eso, no conozco a ningún erudito sobre Molina ni tampoco a algún Molinista que argumentaría lo contrario. De hecho, White no ofrece ninguna cita académica para fundamentar su propia afirmación sobre el conocimiento medio. Así que, dado que ya hemos visto en las primeras dos secciones de este ensayo que White no tiene problemas al lanzar ataques personales contra los Molinistas, tal vez el comentario de White sobre el conocimiento medio fue simplemente un intento para hacer que los Molinistas se vean todavía peor.

Conclusion
Para concluir, vimos que el argumento de White contra el Molinismo deja mucho que desear. Vimos que la interpretación prima facie del argumento de White provee conceptos que son tanto auto-refutantes e ininteligibles. Dadas estas deficiencias, he reformulado el argumento de White dos veces, intentando capturar lo que creo que estaba intentando transmitir. La primera reformulación de su argumento intentaba demostrar que el Molinismo socava la soberanía de Dios dado que el Molinismo aparenta ser incompatible con la idea de que Dios crea las esencias de las criaturas. Vimos que este argumento no fue exitoso ya que su adherente comete una petición de principio en favor de la idea de que las esencias de las criaturas realmente existen y que son creaciones de Dios. También falla en tanto su adherente falle en articular su teoría de las esencias de las criaturas. La segunda reformulación del argumento de White intentaba demostrar que el Molinismo socava la omnipotencia de Dios porque el Molinismo postula una restricción innecesaria en la libertad de Dios de tal forma que Él no puede causar que los contrafácticos de la libertad de las criaturas posean un valor de verdad. Vimos que esta segunda objeción erra ya que implica que Dios debería ser capaz de actualizar* un estado de las cosas metafísicamente imposible de acuerdo con el cual las elecciones contrafácticas de los agentes libertarianamente libres son causadas por Dios (y por lo tanto no son elecciones libertarianamente libres). En resumen, a pesar de mis varios intentos de interpretar con caridad a White, he encontrado que todas las interpretaciones de su argumento completamente deficientes.

Por lo tanto, el Molinismo emerge sin lesiones de los criticismos de White.


Notas

* El verbo aquí es “”to actualize” el cual no tiene traducción literal en español. No significa actualizar en el sentido cotidiano. Sino que actualizar significa hacer real.

“En la jerga religiosa, no es inusual referirse a Dios creando el mundo. Sin embargo, en la semántica de los mundos posibles, esto es semánticamente impropio. Sino que la actividad creativa de Dios debe ser referida como “creando los cielos y la tierra”, pero actualizando un mundo posible en particular (dado que los estados posibles de las cosas no tienen un comienzo, y el lenguaje de creación lo implica).”
El anterior extracto fue tomado de la sección Scientia Media del artículo sobre el Conocimiento Medio en la Enciclopedia Filosófica de Internet.

El verbo aquí es “to will” que no tiene traducción literal en español. “To will” expresa un ejercicio de la voluntad o una inclinación hacia algo, no meramente “querer algo”. La confusión se origina dado que existen dos palabras en inglés que se traducen como “querer”, “to want” y “to will”. La primera de éstas, es lo que conocemos como “querer algo” en el sentido de tener un deseo por ello. Mientras que la segunda puede especificarse como una volición del agente. Por simplicidad, siempre que me refiera a “querer” o “desear” en el sentido de un ejercicio de la voluntad agregaré un () para el lector.

1William Lane Craig, The Only Wise God, p. 130

2Por ‘causado’ me refiero al concepto de la actualización* fuerte. Para aquellos que no son familiares con esta jerga Molinista, en el esquema Molinista Dios causa el estado de las cosas para que sea actualizado* fuertemente cuando Él causa que ese estado de las cosas sea real a través de un ejercicio directo de Su poder causal. En contraste, Dios actualiza* débilmente un estado de las cosas cuando Él causa que sea real al situar a un individuo en las circunstancias en las cuales Él sabía cómo es que ese individuo libremente respondería. El Molinismo es consistente con Dios causando las elecciones de un agente en el sentido en el que Él las actualiza* débilmente.

3Digo que “hasta cierta extensión” porque también creo que hay mundos posibles metafísicamente donde el determinismo divino unilateral es real, sin embargo, soy escéptico de que hay estos mundos donde esto es real y Dios mantiene a estos agentes moralmente responsables por sus acciones.

4William Lane Craig & JP Moreland, Philosophical Foundations for a Christian Worldview (2nd Edition), p. 233

5Este argumento es adaptado de William Lane Craig & JP Moreland, Philosophical Foundations for a Christian Worldview (2nd Edition), p. 233

6Para un ejemplo de las diferencias de las críticas internas, ver mi artículo en el tema localizado aquí (inglés):  http://freethinkingministries.com/the-difference-between-internal-external-critiques/

7https://es.reasonablefaith.org/escritos/pregunta-de-la-semana/deberia-dios-crear-simulaciones-de-la-realidad

8Kirk R. MacGregor, Luis de Molina: The Life and Theology of the Founder of Middle Knowledge, (p. 106). Zondervan. Kindle Edition.

Share:

About the Author

Jonathan

Thompson

(The Holistic Apologist)

Learn More