¿El Libre Albedrío Implica Que No Podemos Dejar De Pecar?: Una Respuesta a Monergism Books

Jonathan Thompson | Traducido por Raúl Jaramillo | Diciembre 29, 2017.

|

December 30, 2017

Monergism Books (a partir de aquí, MB) publicó lo siguiente en Facebook:

Fuente: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=10150964832184949&id=15086969948

En caso de que la publicación de MB se vea comprometida, repetiré su afirmación aquí:

“¿Piensas que tienes libre albedrío? Demuéstralo: por tu propio poder, deja completamente de pecar.
El hecho de que ninguna persona puede escoger vivir una vida sin pecado es prueba positiva de que no hay libre albedrío. Somos cautivos bajo el yugo del pecado y por lo tanto pecamos voluntariamente y por necesidad… y no podemos hacer lo contrario.”

Jesús dijo, ‘De cierto les digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado… Así que, si el Hijo los libera, serán verdaderamente libres.’ Juan 8:34, 36.

El argumento de MB puede ser esquematizado como sigue:

  1. Si un hombre tiene libre albedrío, él tiene la capacidad de dejar completamente de pecar.
  2. El hombre no tiene la habilidad de dejar completamente de pecar.
  3. Por lo tanto, el hombre no tiene libre albedrío.

Este argumento es lógicamente válido ya que exhibe una estructura modus tollens. Por lo tanto, la pregunta relevante es si las premisas del argumento son verdad o no. Antes de evaluar el argumento debo aclarar que tomaré este argumento en referencia con el libre albedríolibertariano (de aquí en adelante LAL). Hago esto porque MB es parte de un ministerio Calvinista y los Calvinistas son típicamente compatibilistas.

Dicho eso, yo afirmo la premisa (2); nosotros, dada nuestra naturaleza pecaminosa, no poseemos la habilidad de dejar completamente de pecar. Con respecto a la premisa (1), ¿por qué creerla? Notemos que MB no provee ninguna justificación para la perspectiva de que el LAL afirma o implicaque uno tiene la habilidad de dejar completamente de pecar. MB por lo tanto, ha hecho una petición de principio en favor de su premisa al asumir que es verdad lo que se supone deben probar, es decir, que el LAL afirma o implica que uno tiene la habilidad de dejar completamente de pecar.

En este punto definiré LAL para demostrar que no afirma que los agentes libertarianamente libres, en su naturaleza pecaminosa, poseen la habilidad de dejar completamente de pecar. En términos simples, el LAL es la perspectiva de que nosotros poseemos “libertad de responsabilidad moral y racional” [1] y que “la libertad necesaria para la acción responsable no es compatible con el determinismo.”[2] Noten que tal definición no estipula, ni se nos ha dado razón alguna para creer, que esta definición implica que no hay factores que delimiten nuestra libertad. Por lo tanto, el LAL parece ser compatible con la afirmación de que hay factores, tales como nuestra naturaleza pecaminosa, que delimitan nuestra libertad de tal manera que no podemos detenernos de pecar completamente.

En resumen, el argumento de MB no es una “prueba positiva” de que no poseemos libre albedrío libertariano. Sin embargo, de cierta forma, el argumento provee evidencia de que MB no entiende el LAL (al menos en lo que respecta a lo que su argumento intenta).

Notas

1William Lane Craig & J.P. Moreland, Philosophical Foundations for a Christian Worldview, pág. 268

2William Lane Craig & J.P. Moreland, Philosophical Foundations for a Christian Worldview (2nd Edition), pág. 303.

Tagged with:
Share:

About the Author

Jonathan Thompson | Traducido por Raúl Jaramillo | Diciembre 29, 2017.